Limpiar la cocina con El Milagrito

13/11/2020 Consejos

El uso por excelencia de El Milagrito es como desengrasante, ya que disuelve la grasa más difícil sobre cualquier tipo de superficie. Por ello es ideal para limpiar la cocina en profundidad y sin esfuerzo alguno..

Te contamos cómo limpiar cada punto de la cocina paso a paso:

    • Encimera: Es uno de los elementos de la cocina que más usamos, por lo que su limpieza debe ser prácticamente diaria. Antes de empezar, no te olvides de quitar todas las migas o restos de comida que pueda haber. Una vez esté despejada, solo debes pulverizar El Milagrito sobre la encimera, esperar unos minutos que actúe y retirar el producto con una bayeta húmeda.

    • Fregadero: El fregadero de la cocina es uno de los elementos más olvidados a la hora de limpiar la cocina, a pesar de ser el que se usa para limpiar. Para que quede resplandeciente, pulveriza El Milagrito por todo el fregadero, incluido el grifo, deja que actúe unos minutos y enjuaga bien con una bayeta húmeda. Para obtener un mayor brillo en el grifo, pasa un trapo seco para finalizar.

    • Vitrocerámica: Con El Milagrito puedes eliminar los restos de grasa que se comúnmente se quedan incrustados. Una vez esté completamente fría la placa, pulveriza sobre toda la vitro y deja que actúe unos minutos. Pasamos una bayeta húmeda hasta eliminar toda la suciedad. Para finalizar, pasa un trapo seco o un papel de cocina para que quede brillante.

    • Horno y Microondas: Tanto el horno como el microondas van a seguir los mismos pasos para una limpieza total. Ambos, especialmente el microondas, se usan casi a diario, por lo que su limpieza debe ser constante, ya que puede condicionar el sabor de los alimentos que se cocinen en ellos. Para limpiarlo: Pulveriza El Milagrito tanto por el exterior como por el interior y deja que actúe unos minutos. A continuación, retira el producto con una bayeta húmeda con abundante agua hasta que no salga espuma.

    • Campana Extractora: Las rejillas de la campana extractora suelen acumular mucha grasa, ya que los vapores de lo cocinado va a parar ahí, por ello es recomendable limpiarla con frecuencia. En primer lugar, retira las rejillas y pulveriza sobre ellas El Milagrito. Una vez haya actuado durante unos minutos, frota con un cepillo o estropajo y enjuágalas bien con agua. Para limpiar la campana exterior, simplemente pulveriza El Milagrito y pasa un trapo húmedo.

    • Lavavajillas: Pulveriza con El Milagrito todos los vasos, tazas, platos, recipientes... antes de iniciar el programa del lavavajillas. Esto ayuda a eliminar toda la suciedad y dejará tu vajilla aún más reluciente.

    • Sartenes, Ollas y Cacerolas: Una vez que la sartén, la olla o la cacerola esté completamente fría, pulveriza El Milagrito por las zonas que tengan más grasa o restos de comida y deja que actúe unos minutos. Pasado ese tiempo, frota con una esponja y enjuaga bien con agua.

    • Barbacoa: Limpiar la barbacoa es una tarea muy pesada y que nos cuesta mucho, pero El Milagrito te lo pone muy fácil. Pulveriza El Milagrito sobre todos los componentes de la barbacoa, especialmente en la parrilla que es donde suele acumularse más grasa, y deja que actúe durante unos minutos. A continuación, frota bien con un estropajo y aclara con abundante agua.

    • Tupper: Los tuppers usados acumulan malos olores y aceite difícil de quitar. Pulveriza El Milagrito sobre ellos y deja que actúe durante unos minutos. Pasado ese tiempo, frota con una esponja y aclara con abundante agua.

La cocina es uno de los espacios de la casa que más limpieza debe tener, al ser el lugar donde cocinamos y una mal higiene puede repercutir en nuestra salud, por lo que te recomendamos limpiar a diario lo que más usas y hacer una limpieza en profundidad una vez a la semana.



Recuerda que puedes seguirnos en las redes sociales: